Si estás pensando en hacerte un tatuaje, lo ideal es que estés completamente seguro de lo que quieres. Una vez lo tengas, se quedará contigo por el resto de tu vida.

No solo debes tener claro el diseño que vas a elegir y el significado que tenga para ti, sino también el lugar de tu cuerpo en el que lo quieres tener. Imaginar cómo quedará puede ser una tarea poco precisa.

Por eso, te daremos algunas ideas para que puedas comprobar cómo se verá tu tatuaje. Así no tendrás ninguna duda al respecto.

¿Cómo comprobar que el tatuaje elegido es el indicado para ti?

Son muchas las personas que se arrepienten después de hacerse un tatuaje. Las razones más comunes son la disconformidad con el diseño seleccionado o con el sitio del cuerpo en el que se encuentra.

Un buen tatuaje en el lugar equivocado puede evitar que el diseño no se pueda apreciar. De igual forma, hay que dar con el tamaño adecuado para tu contextura física.

Otro aspecto en el que debes pensar antes de tatuarte son los colores del diseño. Muchas veces, esto se relaciona con el estilo de tatuaje, como por ejemplo: blackwork, tradicional, black & grey, acuarela, neo japonés, etc. 

Ten en cuenta tu tono de piel porque hay estilos y colores que resaltan más con determinados tonos.

Una vez tengas todos estos detalles pensados, puedes hacer lo siguiente para comprobar si tu tatuaje te quedará bien:

Prueba con una calcomanía idéntica a tu tatuaje

Tal vez, la alternativa más segura, precisa y económica para comprobar que el tatuaje escogido quedará como esperas, es probando con unas calcomanías personalizadas. Es una estrategia que no fallará porque puedes encargar el mismo diseño de tu tatuaje, en diferentes tamaños y colocártelo en la zona de tu cuerpo que quieras.

Así, podrás tener un tatuaje temporal idéntico al definitivo y llevarlo durante unos días hasta que se borre. Si después de ese tiempo llegas a la conclusión de que te gusta, podrás ir a tu tatuador de confianza para que empiece su trabajo.

Te recomendamos solicitar varias calcomanías de tu tatuaje en distintos colores y tamaños. De esta manera podrás probar distintas opciones y en diferentes partes de tu cuerpo.

Un fotomontaje puede ser buena idea

También puedes utilizar tu ordenador y hacer un fotomontaje con un programa especial para diseño. En este podrás añadir el tatuaje a una foto de tu cuerpo.

Para esta opción debes saber utilizar bien la herramienta y contar con tiempo de sobra para dedicarte a hacer esta tarea. Además, no tendrás la posibilidad de ver el resultado en un contexto real y en movimiento. Además, será difícil observar los detalles del diseño original. 

No obstante, es una buena opción para ver desde una perspectiva más amplia cómo se ve el tatuaje sobre la piel.

Aplicaciones especiales para ver tatuajes

En los últimos años se han desarrollado distintas app móviles para que los amantes de los tatuajes puedan comprobar cómo se verá el tatuaje. Estas aplicaciones utilizan la cámara de tu móvil y realidad aumentada.

Hay apps que puedes descargar en tu smartphone y también hay softwares online. Hay algunas que ya incluyen un buen catálogo de imágenes prediseñadas y hay otras en las que puedes añadir imágenes originales o crearlas directamente con la herramienta.

No obstante, el resultado no es tan exacto como utilizando tatuajes temporales. Tampoco podrás llevarlo contigo durante varios días y ver cómo se ve en la vida real.

Un tatuaje similar elaborado con tinta de henna

Una opción que puede ser bastante precisa es solicitar que te hagan un tatuaje similar pero con una tinta que se cae al paso de un tiempo. Por lo general, utilizan tintura de henna. El problema de esta opción es que es cara y tendrás que esperar más de un mes para hacer otra prueba.

¿Qué debes tener en cuenta antes de tatuarte?

Tras comprobar que el tatuaje escogido es el perfecto para ti, solo te queda tener en cuenta algunas recomendaciones para que todo salga a la perfección:

  • Lo primero que debes hacer antes de tatuarte es conocer de la pericia del tatuador que has seleccionado. Para esto es recomendable investigar un poco sobre su experiencia y observar distintos trabajos realizados por esa persona.
  • Visita previamente el local en el que te realizarán el tatuaje. Observa si es adecuado, higiénico y si sigue al pie de la letra toda la normativa exigida para este tipo de servicio.
  • Consulta con el tatuador para cerciorarte de algunos detalles, como por ejemplo: El tipo de tintas que utiliza, los riesgos, el cuidado que debes darle a tu piel antes y después de hacerte el tatuaje, etc.
  • Prepárate psicológicamente antes de que empiece el trabajo. Recuerda que puede ser un proceso doloroso y molesto.