La pregunta «cuánto cuesta el tatuaje que queremos» es difícil o casi imposible de contestar rápidamente. Nadie podría responder esa pregunta con total precisión, excepto por el artista que se hará cargo del diseño.

De todas formas, desde aquí, vamos a darte algunas nociones para que sepas los factores que intervienen en la cotización del tatuaje y dejar de preguntarnos cuanto va a costar, para pasar a pensar en cómo se determina el precio de un tatuaje.

Dos tatuajes que a simple vista son similares, pueden tener un precio completamente diferente. Algunos de los motivos que causan esta diferencia son bastante lógicos. Sin embargo, hay ciertos detalles que terminan marcando la diferencia. Intentaremos, a continuación, hacer una lista de los factores que inciden sobre el precio final del tatuaje.

Popularidad del estudio y de sus tatuadores

No olvidemos que esto es un negocio y como en todo negocio, la popularidad o el nivel de “fama” que se pueda tener, eleva los precios de manera directa. Un artista del tatuaje que desarrolla su trabajo en un estudio muy popular, va a cobrar un precio más alto por su trabajo. Cuando los artistas trabajan en un estudio, generalmente el establecimiento se queda con una parte de las ganancias del precio final del tatuaje. La comisión por el alquiler del espacio y los costos de los materiales utilizados por el artista son lo mínimo que el estudio pretende recuperar.

A medida que el estudio vaya ganando popularidad, podrá reclutar mejores artistas, cuyos trabajos generen mayores ganancias.

Locación del estudio

La locación del estudio de tatuajes va de la mano con el factor de la popularidad.

Es una simple situación de oferta y demanda. Un estudio pequeño, en una ciudad pequeña, tendrá un limitado acceso a clientes y deberá esforzarse por establecer un precio más bajo, en orden a tener más clientes. Por el contrario, un lugar de tatuajes mejor establecido y en una ciudad mas popular tendrá una base de clientes superior que estarán dispuestos a pagar un poco mas.

Volviendo a considerar el lado del negocio por sobre el arte, otra simple razón para esta diferencia de precios, es que un local ubicado en un lugar mas privilegiado, generará más costos de mantenimiento, que necesitan de mayores ingresos para sostener.

Planificación del diseño

Muchos estudios tienen cientos de tatuajes pre-diseñados, conocidos como flash tattoo. Algunos en los libros que se encuentran en la sala de espera, otros simplemente pegados en la pared. Esos tatuajes se pueden hacer de manera inmediata en la parte del cuerpo que tu elijas.

En general, los flash tattoo son diseños chicos y que cuentan con una relativa sencillez. El hecho de que ya estén diseñados y dibujados, hace que este tipo de tatuajes tengan un costo bastante menor.

De la otra cara de moneda, están los tatuajes más grandes que son personalizados a gusto del cliente. Estos diseños cuentan con un mayor nivel de detalle y suelen llevar mucho más tiempo en la realización del diseño y del tatuaje en sí mismo.

El tiempo es dinero y los artistas necesitan cobrar por ese tiempo invertido. Si bien los costos precisos, como hemos dicho, dependen de cada artista, hay una generalidad que indica que el diseño del tatuaje, vale lo mismo que una hora de tatuaje. Cómo verás, cuánto avance el reloj influye en cuánto cuesta el tatuaje.

Ubicación del tatuaje

Hay algunas áreas del cuerpo que son más incomodas para tatuar, o que causan más dolor y requieren mayor atención y más paciencia de parte del artista.

Un mismo tatuaje en las costillas o en la axila tardará más en completarse que si se lo compara con otra ubicación más fácil, como un brazo o una pantorrilla.

A tu artista le llevará más tiempo hacer un trabajo en un sitio incómodo de la piel, al llevar mas trabajo, llevará más tiempo, y adivina qué… Al llevar más tiempo, costará mas.

Tamaño y detalles del tatuaje

Este es uno de los factores más obvios a la hora considerar cuánto cuesta el tatuaje. A mayor tamaño, mayor precio. Simple y claro.

Sin embargo, no siempre es así. Hay que tener en cuenta algunos tatuajes de menor tamaño pueden tener un costo mayor a uno mas grande. No suena imposible que un tatuaje de medio brazo con un diseño bastante complicado y con un alto nivel de detalle cueste más que un tatuaje que cubra una zona más grande, pero que contenga formas más básicas o sin sombreado.

Color del tatuaje

Como regla general, los tatuajes de color cuestan más que los tatuajes negros, pero no solo un poco. Las tintas de colores cuestan algo más que las negras. Entonces, algunos artistas deciden cobrar un poco más por el diseño a color. De todas formas esta práctica está en desuso y la mayoría de los artistas, hoy por hoy, cobrarán lo mismo sin importar el color.

Otra razón por la cual tatuar en color podía ser más costoso es simplemente por una razón de tiempo. Tu artista tendrá que invertir más tiempo para cambiar y mezclar los colores en tu diseño.

La tarifa de un tatuador está afectada en gran parte por todos los factores arriba indicados (y algunos mas), así que tienes que ser flexible en el presupuesto. Hay que considerar estos factores para que poder entender cuánto cuesta el tatuaje y cómo es que el tatuador llega a ese precio.

También es importante tener en cuenta que el tatuador establece una velocidad y un ritmo de trabajo. Probablemente te cobre por hora en lugar de cobrarte por diseño (aunque el tiempo y el diseño vayan de la mano). Sin embargo, esto va a depender del artista, así que hay que aclarar de antemano el presupuesto de tu trabajo. Consulta con anterioridad a tu artista para aclarar tus preocupaciones, cotización y eliminar cualquier problema antes de definir la cita.