Todo proceso que implique algún tipo de modificación corporal, los tatuajes conllevan cierto nivel de riesgo durante la realización de los tatuajes es muy raro que se presente algún tipo de complicación realmente grave.

Sin embargo luego de la realización del tatuaje, durante el proceso de cicatrización es necesario tener especial cuidado para así evitar que se produzcan posibles infecciones que puedan ser grabes o que deriven en alguna complicación médica grave.

Los primeros tres días después de la realización del tatuaje

Los primeros tres días después de la realización del tatuaje

Desde el día uno hasta el día tres se presentan ciertos cambios en la piel, por ejemplo es normal notar inflamación en la piel durante las primeras 48 horas, se puede sentir cierto escozor o incluso la sensación de re sequedad.

También es muy normal notar que la piel está un poco acartonada, todo esto se ha porque la piel se empieza a regenerar luego de la realización del tatuaje así que es normal notar que la piel hace algún tipo de costra.

La costra nunca debe ser dura

Los primeros tres días después de la realización del tatuaje

A partir del día tres es normal notar cierta sensibilidad en la zona del tatuaje, para este punto la inflamación empezara a bajar progresivamente, pero se mantendrá la sensación de re sequedad y la piel acartonada.

La costra se empezara a formar cabe destacar que para este punto la costra debe ser muy blanda, casi como una capa superficial de piel muy fina, para esto es importante mantener el tatuaje hidratado en todo momento para que la costra dura no se forme.

Una vez que se supera la primera semana

Una vez que se supera la primera semana

Después que han pasado los primero días manteniendo el cuidado de no poder el tatuaje en contacto con agentes externos, es decir, podemos tener el tatuaje al descubierto en casa, pero nada de salir de casa con el tatuaje descubierto.

A partir de este punto empieza esa desagradable comezón, esto se debe a que empieza la regeneración avanzada de la piel, además del nacimiento del vello que empieza a crecer después de realizar el tatuaje, esto se combate con hidratación suave con la palma de las manos.

Segunda semana de curación

Segunda semana de curación

Para este punto la sensación de comezón habrá desaparecido casi por completo, pero la re sequedad se empezara a notar un poco más, esto se debe a que la piel sigue en proceso de curación y la costra blanda se irá cayendo.

Al perder la costra blanda, la piel regenerada queda al descubierto, es por esto que se debe mantener la hidratación constante, desde el día uno hasta ahora para que el tatuaje tome un aspecto sano y no de herida.

Aspectos que pueden llegar a preocupar 

Aspectos que pueden llegar a preocupar durante el proceso de curación

La sensibilidad alarma a muchas personas, ya que está tarda un tiempo en desaparecer, es importante recordar que los tatuajes son heridas abiertas, la sensibilidad estará presente hasta que esta “herida” se cure por completo.

Además, algunas personas se preocupan por la aparición de granitos pequeños y blancos en la zona del tatuaje, esto no es nada grave, esto se debe a la aplicación excesiva de la crema especial para el tatuaje, lo cual obstruye los poros y provoca la aparición de granitos.

Lavar e hidratar

Dos palabras claves: Lavar e hidratar

Estas palabras representan los puntos clave durante el proceso de curación, los primeros días es importante que se mantenga muy limpio el tatuaje, es por esto que se debe lavar con cierta frecuencia.

Además es importante que la piel se mantenga muy hidratada, para evitar que el tatuaje pierda color o incluso que la piel sufra algún cambio que distorsione el aspecto que querías obtener con la realización del tatuaje.