Grafiteros profesionales en Madrid dedicados al mundo del tattoo

La comunidad de tatuadores está formada por artistas de todo tipo. Por una parte podrás encontrar a diseñadores gráficos o artistas contemporáneos que se dedican a ofrecer este servicios, como también encontrarás en internet a un grupo con mucho arraigo dentro de la cultura del tattoo. Te hablamos de los grafiteros profesionales en Madrid, un colectivo artístico que ha sabido aprovechar su tirón y ha visto cómo sus obras pueden estar presentes no solo en los muros de la ciudad, si no también en la piel de sus numerosos clientes.

Las técnicas utilizadas por estos creadores varían y podrás hallar a personas que basan su trabajo en pedidos individualizados, de la misma manera que verás otros que realizan sus bocetos y los publicitan a través de redes sociales.

Además, es frecuente que estos artistas cuenten con un estudio de tatuaje propio. Sin embargo, también es habitual que ellos mismos se desplacen a otras ciudades españolas como Barcelona o Málaga para participar en sesiones de invitado.

En el artículo de hoy te mostraremos algunos de los ilustradores con mayor peso dentro del circuito madrileño.

Keru de Kolorz, desde Carabanchel para el mundo

Álvaro comenzó en 1999 en el mundo del graffiti. Coqueteó con los botes de spray, empezando como muchos otros muchos artistas, con las letras. Después su estilo varió hasta alcanzar los dibujos fluidos que realiza en la actualidad. 

Dibujar ‘entre líneas’ es la manera fluida que utiliza para expresarse. Con este concepto, su línea es suelta, tirada a la primera, sin proyectar, valiéndose solo lo que su cabeza y la percepción espacial le proyecta. Y fue precisamente ese impulso lo que le llevó a empezar a crear sobre la piel de sus amigos.

Ioseph Vilas, del muro a tu cuerpo

Sadow es el nombre de batalla del siguiente tatuador. Como muchos otros, él también trabaja como grafitero profesional en Madrid. Sus habilidades como muralista le han valido para decorar los cierres metálicos de decenas de establecimientos y ha participado en otros tantos eventos y festivales de arte urbano por toda la geografía nacional.

Parte de su carrera la desarrolló en el estudio Gracias a Dios y actualmente trabaja junto con De la Cruz en Nexo Tattoo, un estudio situado en el barrio de Arganzuela. Ioseph dedica su tiempo libre a practicar sobre blackbook y le encanta dedicar su tiempo a los clientes. Para él, esgrimir color en la piel de sus clientes es una experiencia de conexión entre dos seres.

Para muchos grafiteros como a Zet, la labor del tatuaje se ha convertido en su día a día. Si bien es cierto que los comienzos nunca fueron fáciles para nadie, la manera que este artista tuvo de ganarse al público fue singular. Durante años, recorrió centenares de comercios del centro de Madrid ofreciendo su casi pictórica manera de pintar.

Después, tuvo la oportunidad de crecer y compró un estudio en el barrio madrileño de Lavapiés, donde decora a base de sombras y difuminados los brazos, piernas y espaldas de aquellos valientes que quieran cubrirse de tinta.

Nuestra opinión acerca de la conexión entre el graffiti profesional en Madrid y la industria del tattoo.

 Si estás buscando un tatuador con experiencia, te recomendamos que contactes a alguno de los artistas mencionados en este artículo, pero si buscas una experiencia que aune tendencias y cultura urbana te sugerimos que visites la Feria Mulafest. Un evento donde el body custom, la música y talento se reúnen a lo largo de un fin de semana en el recinto ferial Ifema de Madrid.