Tatuajes Maorí: la iconografía ancestral.

¿Has oído hablar alguna vez de los Maorís? Seguro que sí. Son una etnia polinesia que habita en Nueva Zelanda. Se cree que procedían, originariamente, de algunas islas más al norte. La palabra Maorí significa “local” u “original” y son conocidos como la población original de Nueva Zelanda.

Uno de sus signos distintivos son los tatuajes maorí, de los que hablaremos ampliamente en este artículo. Pero antes, conviene conocer un poco de su historia, para poder entender a la perfección su modo de vida y la simbología que representan.

Henriata Nicholas en plena acción al estilo puro tradicional.

Detalles sobre los tatuajes Maorí, el pueblo y su origen.

A diferencia de otros pueblos, el Maorí nunca ha sido colonizado. La historia está repleta de ejemplos como pueblos que sí lo fueron, como los aborígenes australianos o los indios americanos.

Sin embargo, los Maorís nunca llegaron a sufrir una colonización porque, cada vez que había un intento, repelían al invasor con una resistencia insospechada y enfrentamientos crueles y sangrientos. De esta forma, siempre conseguía hacer huir al enemigo o, como mucho, poder negociar condiciones ventajosas tanto para el colonizador como para el colonizado.

El maorí es un pueblo muy espiritual que venera la naturaleza y cuyos elementos considera sagrados. También son maestros en las artes: esculturas, dibujos geométricos, danza, música, cantos… Los amuletos son muy usados por el pueblo Maorí, en forma de pendientes.

En cuanto a los tatuajes maorí, tienen un significado de estatus, así como de la familia y la tribu a la que se pertenece. Comienzan a hacérselos en la pubertad y en cualquier parte del cuerpo.

Una pintura que representa una sesión de tatuajes tales y como podián ser en esta epoca. Artista desconocido.

Los tatuajes maorí o tatuajes Ta Moko.

Como hemos visto, los tatuajes maorí tienen un importantísimo valor histórico, además de servir como identidad cultural y de constituir toda una expresión artística de alta calidad.

Se trata de tatuajes únicos y especiales, identificativos de un pueblo y de su historia. Y, como todo lo que realmente representa autenticidad, su fama ha traspasado fronteras y, desde hace tiempo, se han convertido en toda una tendencia dentro del mundo de los tatuajes.

Los tatuajes maorís son todo un símbolo de la cultura neozelandesa. Están llenos de interpretaciones históricas y, de hecho, su simbología se ha transmitido de forma oral y no hay fuentes escritas donde corroborar la veracidad de estas interpretaciones. Como el resto de tatuajes polinesios, están íntimamente relacionados con la religión, la filosofía y unas expresiones culturales muy particulares y llamativas.

Esta es la razón por la que, en ocasiones, en el mundo occidental se realizan y se lucen tatuajes maorís basados en interpretaciones que pueden no ser del todo correctas. Sin embargo, su gran valor estético compensa todo lo demás. Incluso, han llegado a influir en el resto de tatuajes tribales que proliferan en el mundo occidental.

Los polinesios usaban preciosos diseños para tatuarse muchas partes diferentes del cuerpo y plasmaban así sobre la piel su estatus dentro de la tribu. Se trata de una cultura llena de matices y muy compleja, por lo que lo habitual es que cada pequeño detalle de un tatuaje disponga de un simbolismo propio.

Magnifica foto de un guerrero que se encuentra en el Akaroa Museum de Christchurch, New Zealand.

Un ejemplo de tatuaje facial de mujer. Artista: Paratene, foto por Jocelen Janon.

La evolución de los tatuajes maorí.

Ta Moko, el arte del tatuaje maorí, puede considerarse una expresión única de la identidad cultural y de la herencia de un pueblo. En los diseños se plasma tanto la ascendencia de la persona, conocida como whakappa, como parte de su historia personal y única: estatus, sabiduría, habilidades, aptitudes…

Lo tradicional era que los hombres se tatuaran la cara, además de los muslos y las nalgas. Por el contrario, las mujeres solían lucirlos en el rostro, sobre todo en la barbilla y los labios, aunque, a veces, también ilustraban su piel en el cuello, el vientre o las piernas.

Para realizarlos, usaban instrumentos punzantes hechos a base de dientes o huesos. Con ellos, rasgaban la piel y se ayudaban de hojas para introducir la tinta. En cuanto a los pigmentos, los fabricaban con las brasas que resultaban de quemar elementos vegetales y resinas.

Hoy en día, los tatuajes maorí se realizan usando utensilios tradicionales y otros más modernos. El objetivo es intentar que no pierdan del todo su esencia original, desde el punto de vista estético.

Ejemplos de tatuajes Maori por Healand Tattoo.

Manga completa al estilo Maori. Artista desconocido.

Torso y manga Maori. Artista desconocido.

Otro brazo al estilo maori. Se destacan las las regularidades en los intervalos de las lineas que caracterizan el estilo.

Sigue navegando y no te pierdas nuestra galería de imágenes de tatuajes maories.